Menu

Aluminio

El aluminio es un metal no ferroso, que combina una gran rigidez mecánica con un peso ligero. Esto lo hace especialmente adecuado para muebles. Si se trata correctamente, tiene una buena resistencia a la corrosión. Al pulverizar el aluminio, esta resistencia a la corrosión puede incluso mejorarse. Después de un tratamiento químico previo, se aplica un polvo epoxi de forma estática y se cuece al horno. 

El aluminio con recubrimiento en polvo es altamente resistente a la intemperie y liviano, lo que lo hace perfecto para uso en exteriores. El aluminio reacciona con el oxígeno en el aire para formar una capa de óxido que, aunque extremadamente delgada, proporciona una excelente protección contra la corrosión. Es importante destacar que la capa de óxido se repara automáticamente si está dañada.

Nuestra gama de muebles cuenta con un sólido bastidor de tubo de aluminio de 1,8 mm que está soldado y reforzado por alta densidad, lo que brinda mayor resistencia y longevidad. El aluminio tiene cero toxicidad.

 MANTENIMIENTO

El aluminio recubierto con polvo es fácil de limpiar con agua limpia y un detergente fluido de pH neutro. Las manchas difíciles se pueden eliminar con el limpiador de aluminio.